Internacionales

El ciberataque al gran oleoducto en EEUU podría encarecer más la gasolina

Reuters

Los precios de la gasolina, ya en curva ascendente, se han disparado esta semana tras el ciberataque al oleoducto Colonial.

Los precios podrían subir a su nivel más alto desde 2014 ya que partes del oleoducto permanecen cerradas.

El promedio nacional de un galón de gasolina se ubicó en $ 2.985 el martes, 6 centavos más que la semana pasada. Un incremento de 3 centavos más llevaría el promedio nacional a su nivel más alto desde noviembre de 2014.

«AAA pronostica que los precios de la gasolina subirán esta semana como reacción al cierre del Oleoducto Colonial», dijo la organización de viajes por carretera AAA en un comunicado, citado por CNBC. «Cuanto más tiempo esté desconectado el oleoducto, mayor será el impacto en la costa este».

Se dispara la demanda de combustible

Según GasBuddy, una aplicación que rastrea los precios y la demanda, esta última se incrementó un 20% el lunes en los estados a los que sirve el oleoducto, en comparación con la semana previa. En Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia, la demanda del combustible aumentó en un 40,1%.

El impacto del ataque

El ciberataque fue realizado por un grupo de hackers llamado DarkSide, y de acuerdo con el gobierno estadounidense, está compuesto por cibercriminales del este de Europa y quizás Rusia, pero la Casa Blanca no considera que actuaron por órdenes de un gobierno específico, sino motivados por el deseo de extorsionar dinero.

Colonial Pipeline, que conecta la costa del Golfo con el noreste, transporta aproximadamente el 45% del combustible de la costa este en una red que se extiende por 5.500 millas. El sistema se desconectó el viernes después de que la empresa fuera víctima de un ciberataque de ransomware.

El lunes por la tarde, la compañía dijo que tenía como objetivo restaurar todas sus operaciones para fines de la semana, pero luego indicó que una de sus líneas principales estaba abierta nuevamente, pero de manera limitada y bajo operación manual.

De momento, Washington ha suspendido de forma temporal algunas normas medioambientales y de transporte de carretera para asegurar el suministro en la costa Este y el presidente Biden tiene previsto presentar esta semana su hoja de ruta para la ciberdefensa, informó El País. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia para evitar la crisis de suministro y emitió una orden por la cual el Estado elimina las restricciones de peso y tamaño de los camiones cisterna de combustible y declara ilegal la especulación de precios. Georgia adoptó medidas similares.

Este martes, durante una comparecencia en el Senado, el director de la agencia de ciberseguridad de Estados Unidos, Brandon Wales, advirtió de que este tipo de ataques son “cada vez más frecuentes, sofisticados y agresivos”. Los estadounidenses lo están palpando en la calle estos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba