Deportes

La Selecta clasificó al Octogonal Final de Concacaf

El equipo que dirige Hugo Pérez clasificó con solvencia a la octogonal final rumbo al Mundial, a donde se verá las caras con México, Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Jamaica, Canadá y Panamá.

Ayer la Selección Nacional de Futbol selló el boleto para la octogonal final, donde buscará uno de los 3 boletos directos (habrá uno en repechaje). La selecta ganó a San Cristóbal por 2-0 un partido que pudo ser una goleada histórica, pero le alcanzó para llegar a 250 tantos en eliminatorias.

El equipo cuscatleco terminó de certificar su pase a la última etapa de las eliminatorias de la Concacaf, algo que no ocurría desde que peleaba por ir al Mundial de Sudáfrica 2010.

Lo hizo, además, con nota sobresaliente en cuanto a las estadísticas: por un lado, no recibió goles en esta segunda etapa. Por el otro, anotó 5 y, además, certificó un boleto que ya tenía previo a que la Concacaf se inventara un nuevo formato. Era sexto en el ránking. Ahora certificó que, al menos, merece estar peleando entre los ocho mejores.

Ayer, asustó primero San Cristóbal, que parecía llegar con todo al Cuscatlán, con la misión de arruinar la fiesta comenzada el sábado pasado. Un remate de Yohannes lo contuvo fácil el meta González, quien luego se agigantó al taparle el mano a mano a Freeman, tras una pifia en el rechazo de Zavaleta.

Fue todo en el primer tiempo para San Cristóbal, mientras que El Salvador llegaba por las bandas con Jairo Henríquez, y con Tamacas y Joshua Pérez (por derecha.) Además, probaron de media distancia Cerén, Larín, Portillo y Monterroza. Este estuvo cerca, pero el meta Julani desvió a tiro de esquina.

Todo lo destrabó Jairo, cuando se escapó por izquierda al 24’, y centró a segundo poste, a donde Joshua apareció cayéndose pero la mandó al fondo. La fiesta se armó con todo, y parecía que sería goleada al final, pero se acabó la puntería.

Para el complemento: “Sólo falta que les empaten”, se escuchó a lo lejos como reclamo de la afición. Pero lo cierto es que la eliminatoria estaba ya sentenciada, y la cereza al pastel la puso Mayén al 87’, con un doble remate en el área. El Salvador, a la octogonal, tras una buena etapa con Pérez, más allá de que anoche dejó mucho qué desear en definición, y en algunos momentos en defensa. Pero propuso, generó y tuvo hasta para empalagarse de goles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba