Nacionales

Astram reporta 1,169 despidos en cuatro alcaldías

La Asociación de Trabajadores Municipales (Astram), asegura que al menos 1,169 trabajadores fueron despedidas en cuatro alcaldías desde el pasado 1 de mayo, denunciaron esta mañana sindicalistas y trabajadores despedidos de las comunas.

Los trabajadores aseguran que unos 500 despedidos formaban parte de la alcaldía de Soyapango, 44 de la alcaldía de Coatepeque, 100 en Mejicanos y 25 de Zacatecoluca, informó Adolfo Ramos, secretario general de Astram.

Otras 500 personas fueron despedidas en la alcaldía de San Salvador, confirmó una fuente que pidió anonimato a Diario El Mundo por temor a represalias.

Según Ramos, los despedidos no ocupaban cargos de confianza, una de las justificaciones de las alcaldías para realizar los despidos y hacer nuevas contrataciones. Añadió que consideran que esto no responde a una política del presidente Nayib Bukele, sino de los alcaldes. “Están tocando al personal operativo, la Ley de la Carrera Administrativa Municipal llama puestos de confianza a las gerencias… Han hecho una barrida, podríamos decir”, acotó.

Según la versión de los trabajadores, las cuatro alcaldías han argumentado que se trata de “plazas fantasmas”, los han señalado de ser activistas de partidos o de ocupar cargos de confianza.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Soyapango (Sitmusoy), gobernada por Nerci Montano, de Nuevas Ideas, también denunció despidos.

Danilo Mejía, secretario general de Sitmusoy, indicó que son 500 despidos, los calificó como ilegales y arbitrarios, debido a que –según el sindicalista– no se ha seguido el debido proceso, no se justificó la razón y las cartas que notifican el fin de la relación laboral no contienen ni firmas ni sellos de la alcaldía.

“Desmentimos las declaraciones de la alcaldesa Nerci Montano que dice que los despedidos son de partidos políticos”, acotó Mejía.

Según Mejía, la alcaldesa despidió a trabajadores que tienen entre 10 y 15 años de laborar en la comuna de Soyapango. “No es cierto que sean activistas o plazas fantasmas”, expresó.

Un trabajador señaló que todas las personas removidas, entre conserjes, barrenderos, jardineros y promotores de programas sociales, han sido amenazados por el síndico, abogados y personal de seguridad de la alcaldía de Coatepeque. “Nos están pidiendo que renunciemos a nuestro derecho de indemnización para pagarnos los cuatro meses de salario que nos deben. Quieren que firmemos una carta de renuncia y nos amenazan que, si denunciamos, nos va a ir mal, dicen que tienen el poder, a la Fiscalía y que mejor nos quedemos callados”, dijo el exempleado en Coatepeque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba