DeportesInternacionales

Ecuador venció 2-0 a Paraguay en Quito por la eliminatoria a Catar 2022

Ecuador recuperó la memoria triunfal, derrotó 2-0 a Paraguay y retomó la senda mundialista tras el partido disputado este jueves en el estadio Rodrigo Paz de Quito, por la novena fecha de la eliminatoria sudamericana para Catar-2022.

El zaguero Félix Torres abrió la ruta de la victoria con un golpe de cabeza agónico a los 87 minutos del pleito y el ariete Michael Estrada sentenció el compromiso tras una jugada individual a los 90+5.

Solo al final llegó el desequilibrio en un apretado encuentro por la férrea defensa visitante que se desplegó con orden en un estadio que volvió a tener presencia de público tras 17 meses de restricciones a causa de la pandemia de coronavirus.

Ecuador completó 12 puntos para afianzarse en la parte alta de la zona de clasificación directa, mientras Paraguay se quedó con 7 unidades.

El domingo Ecuador recibirá a Chile y el jueves siguiente visitará a Uruguay. Los guaraníes, por su lado, recibirán a Colombia y Venezuela en Asunción, en las siguientes jornadas del clasificatorio regional.

Paraguay se ordenó expectante detrás de la línea divisoria. En el fondo contenía hasta con cinco en el repliegue, teniendo para corregir a Fabián Balbuena o Junior Alonso, alternadamente.

En las bandas, habitual zona de infiltración de los ecuatorianos, los guaraníes dispusieron doble cerrojo con los ofensivos de cada franja haciendo posta con los marcadores.

A ratos, el cuadro al mando del argentino Eduardo Berizzo, se atrevió a atacar con las descolgadas en solitario del ariete Luis Amarilla e inquietó el pórtico de Hernán Galíndez con un par de disparos de Ángel Romero.

El despliegue de ida y vuelta de Romero, por diestra, y de Santiago Arzamendia, en zurda, para socorrer su defensa pagó tributo en los minutos finales de la primera etapa.

Los locales consiguieron recién arrimarse con peligro a través de Byron Castillo y Ángel Mena, el más incisivo de los ofensivos tricolores, cuyos centros fueron rematados por Fernado Gaibor y Joao Rojas cerca de la puerta de Antony Silva.

El trámite para el segundo tiempo evidenció vértigo en las intenciones ecuatorianas y de pausa en la respuesta paraguaya, que en cada reinicio a su favor nos disimuló en la quema de tiempo.

El local carecía de juego combinado y los pelotazos de los zagueros eran neutralizados por una atenta defensa guaraní que descifraba con facilidad las predecibles arremetidas tricolores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba