Nacionales

La aplicación de la tercera dosis de la vacuna será de una farmacéutica diferente a las primeras dosis porque incrementa la efectividad

La tercera dosis se aplicará cuatro meses después de la segunda dosis, ya que actualmente hay surgimiento de nuevas variantes que aumentan la transmisibilidad hasta en un 67 %.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, indicó esta mañana en entrevista en TVM que la tercera dosis de la vacuna anti-COVID-19 se aplicará de una farmacéutica diferente a la de las primeras dosis, ya que la evidencia internacional indica que esta alternancia genera más defensas ante la enfermedad.

«Se va colocar una vacuna diferente a las primeras dos dosis que usted ha recibido porque hay evidencia que hay más efectividad al colocarse de otra farmacéutica. Lo vamos hacer en base a evidencia para alcanzar cobertura y seguridad. Se va usar el esquema congruente con lo que dice la evidencia», explicó el ministro de Salud.

También detalló que para la tercera dosis se puede recibir la vacuna de AstraZeneca, Pfizer o Moderna, y esto también dependerá de la priorización y del grupo que recibe la vacuna. Además, indicó que la mayor cantidad de vacunas que han ingresado al territorio son de la farmacéutica Sinovac y Pfizer. 

«La evidencia dice incluso que se puede poner hasta 12 meses después de la segunda, pero El Salvador la esta poniendo a los cuatro meses. Eso denota el grado avanzado de la vacunación del país», enfatizó el titular de Salud.

Con dos dosis, la cobertura de protección es de seis a 12 meses. Con una tercera dosis se va incrementar las defensas del cuerpo y se realiza actualmente debido a la aparición de nuevas variantes que incrementan la transmisión, como la delta. 

El ministro dijo que, progresivamente, más grupos se irán sumando a la tercera dosis. «A siete meses de iniciar la vacunación, El Salvador ya está hablando de una tercera dosis. Tenemos la capacidad para seguir inmunizando en tiempo récord», explicó Alabi.

El titular de Salud destacó que otros países no tienen vacunas anti-COVID-19, mientras que El Salvador recibe vacunas todas las semanas. Además, detalló que la evidencia científica ha demostrado que la posibilidad de tener complicaciones al estar vacunado es menos del 2 %, y quienes generan dichas complicaciones son especialmente pacientes que tienen enfermedades crónicodegenerativas.

Además, detalló que un poco más del 57 % de la población ya tiene las dos dosis de la vacuna, y el 67 % tiene la primera dosis.

«Lo más importante poder tener un alcance de vacunación que tomar una medida de contención. Es necesario que la ampliación de la vacunación se dé. Si se toman medidas (de contención) cómo se hace para ampliar la vacunación. Estaríamos retrasando algo que no se puede retrasar (vacunarse) porque el virus siempre estará ahí», enfatizó el ministro.

También se refirió a que el Hospital El Salvador tiene capacidad para atender pacientes, sin embargo, hizo el llamado a la población para que no esperen estar en esa situación. «Hospital El Salvador tiene 1,000 camas, pero lo vamos aperturando con base en la necesidad que tenemos. Este hospital puede tener una cama normal, intermedia o UCI. está diseñado para eso», agregó.

También dijo que El Hospital El Salvador se tuvo hasta cerca de 750 pacientes, y actualmente hay unos 650 pacientes ingresados.

«Hay intervenciones en orden de prioridades. La más importante es la vacunación, a veces no dimensionamos lo importante de la vacunación, todavía hay familias que no se han colocado la vacuna porque consideran que no es importante», indicó Alabi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba