Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
JudicialesNacionales

Condenan a 50 años de cárcel al responsable del feminicidio de Carla Ayala

Una de las cosas que tendrá que realizar el responsable es pedir una disculpa pública a la familia de la exagente policial.

El Juzgado Especializado para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres de Santa Ana condenó a 50 años de prisión a Juan Josué Castillo Arévalo, alias «Samurái», principal acusado del asesinato de la agente de la Policía Nacional Civil (PNC) Carla Mayarí Ayala Palacios, según confirmaron fuentes judiciales a un medio de comunicación local.

La jueza también impuso penas de cárcel a otros cuatro implicados presentes en el juicio: Wilfredo Deras Hernández, Ovidio Antonio Pacheco Morales y Pablo Antonio Díaz Lobos, quienes fueron sentenciados a 8 años de prisión cada uno por incumplimiento de deberes. Por otra parte, Alex Abdulio López Martínez recibió una condena de 7 años. Estas cuatro personas ya habían sido condenadas en 2020, pero su sentencia fue anulada anteriormente.

En materia civil, la jueza ordenó a la Policía Nacional Civil (PNC) pagar $50,000 como responsabilidad civil a la familia de la agente Carla Mayarí Ayala Palacios, además de ofrecer una disculpa pública a los familiares de la víctima.

El exjefe del Grupo de Reacción Policial (GRP), Julio César Flores Castro, fue absuelto por segunda vez de los cargos en su contra y quedó en libertad, de acuerdo con la decisión del tribunal.

ANTECEDENTES DEL JUICIO

Los hechos por los cuales se enjuicia a las seis personas ocurrieron la madrugada del 29 de diciembre de 2017, tras una fiesta navideña en las instalaciones del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) en la colonia La Cima de San Salvador.

Según la narración de los eventos, la agente Carla Ayala asistió a la fiesta y se presume que salió del lugar en compañía de los agentes Castillo Arévalo, Deras Hernández y Pacheco Morales, a bordo de una patrulla.

Fue dentro de esa patrulla que la agente fue asesinada con una bala en la cabeza. El cadaver de la agente fue encontrado en una montaña de San Francisco Javier, y luego de 266 días, apareció en el caserío Los Ríos del cantón Los Hornos, en Usulután.

Botón volver arriba