Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Sin Categoría

Exhuman restos de familia asesinada en El Mozote

Los homicidios ocurrieron entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, durante el conflicto armado, unos meses antes de la masacre de El Mozote.

Este miércoles recién pasado iniciaron los trabajos de exhumación en una fosa donde se presume están sepultados los restos de ocho miembros de una misma familia en el caserío El Tablón, del cantón Agua Blanca, de Cacaopera, Morazán, asesinados en marzo de 1981, año en que ocurrió la masacre de El Mozote y lugares aledaños, en Morazán.

El proceso de exhumación fue ordenado por el Juzgado de Paz de Cacaopera y es realizado por dos grupos de antropólogos con su equipo de colaboradores y personal de Medicina Legal de San Salvador y San Miguel.

En las excavaciones se pretende encontrar a cinco menores de edad, entre ellos, uno de seis meses; y tres mujeres, estas últimas eran la abuela, la tía y la madre de los menores.

«Los trabajos se están realizando desde ayer (miércoles) y van a durar hasta la otra semana. Se supone que hay ocho miembros de una familia», informó una fuente del juzgado.

Se presume que los restos óseos, que están enterrados en unos terrenos donde antes había una vivienda, son los de la familia Pereira Márquez.

En 1992, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) exhumó cerca de 400 cuerpos, principalmente de niños, y en 2016 volvió a encabezar el desentierro de unas 40 osamentas de personas ejecutadas por el ejército salvadoreño en la masacre de El Mozote.

El Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera, que procesa por la matanza a 33 mandos militares retirados, declaró como un crimen de lesa humanidad y de guerra a la masacre de El Mozote.

Los cargos que actualmente enfrentan son los de asesinato, violación, privación de libertad, violación de morada, robo, daños, estragos, actos preparatorios de terrorismo y terrorismo, tortura, desplazamiento forzado y desaparición.

Entre los procesados se encuentra parte de la cúpula militar que dirigió el Ejército salvadoreño durante los primeros años de la guerra civil (1980-1992) y mandos intermedios de la unidad que perpetró la matanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba