Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Cultura

Francisco Gavidia, padre del modernismo literario

Luis Gallegos Valdés, crítico literario, quien escribió “Panorama de la literatura salvadoreña” (1980), expresa que fue Francisco Gavidia quien introdujo los estilos literarios franceses en la poesía modernista de El Salvador, aunque se le atribuye a Rubén Darío como precursor del modernismo pues llevó a España la métrica alejandrina que le había compartido Gavidia.

Francisco Gavidia cultivó todos los géneros literarios desde la poesía, el ensayo, el cuento, la novela, el teatro. Además, de filósofo, politólogo, pedagogo, periodista y traductor, creador de un nuevo idioma que llamó Salvador.

Es desconocido y poco difundido que Francisco Gavidia revolucionó las letras con su aporte al adaptar el verso alejandrino francés al español y que dio pie al Modernismo. Aún más allá de lo que muchos consideran un mito, que señalan que fue Gavidia quién ilustró a Rubén Darío, más bien compartieron una larga amistad y le mostró este descubrimiento el cual cambió significativamente la literatura y dio inicio con la difusión que hizo Darío a un grupo generacional conocido como La Generación del 27, entre estos   García Lorca.

Fue Gavidia quien honró nuestra identidad y valores étnicos, pues había mucha influencia literaria de las corrientes europeas. Gavidia rompió con ese patrón y a partir de aquí, otros escritores siguieron esa línea literaria como Salarrué, Claudia Lars y Arturo Ambrogi. 

El maestro Gavidia también introdujo el cuento y le dio identidad a nuestra literatura con temas indigenistas precolombinos como leyendas y mitos, también se le considera el creador del teatro salvadoreño. Entre su dramaturgia se destaca “Ursino”, “La torre de marfil” y “Júpiter”, esta última quizás la única que se conoce que ha sido llevada a escena solamente en tres ocasiones: la primera en 1951 por Edmundo Barbero, la segunda por Roberto Salomón en 1971 y la tercera por Fernando Umaña en 1991. 

El anhelo de identidad, de libertad y justicia también está plasmado en su poesía que, para la época, muchos no la asimilaron pues en su anhelo de universalizar nuestra idiosincrasia era un hecho poco comprensible para su época.

Gavidia es considerado el padre de la literatura salvadoreña. Refleja en sus letras el sentir y pensar del país en esa época. Además, como admirador de Víctor Hugo y Frédéric Mistral (premio Nóbel 1904), tradujo varios de los textos de estos autores del francés al español, entre otras traducciones del griego y del hebreo. Autodidacto por excelencia aprendió varios idiomas. Gran parte de su obra se perdió, pero gracias a su nieto José Alfonso Mata, quien ha resguardado su literatura en Guatemala y que fue donada a la biblioteca de la Universidad Centroamericana (UCA), de El Salvador, podemos aproximarnos más a su legado.

La herencia de este genio es excepcional en nuestra cultura. Francisco Gavidia es el humanista, el filósofo, el maestro y así como muchos otros países honran a sus escritores con una reedición de su vasta obra más destacada, Gavidia merece eso y mucho más. Es para que las nuevas generaciones conozcan su obra y por ende nuestra identidad, ya que la difusión de la cultura de un pueblo enaltece su libertady “La libertad que hay que dar a un pueblo es su cultura”, (Miguel de Unamuno).

El Dolor, el Amor y la Esperanza tenían la costumbre de reunirse cuando el día ya había terminado para contarse los sucesos más importantes. Algunas veces discutían sobre cosas sin importancia tratando de hacer valer sus mejores argumentos.

Botón volver arriba