Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Nacionales

Francisco Rubio contó lo maravilloso que es estar en el espacio

Este jueves el coronel y astronauta estadounidense, de origen salvadoreño, Francisco Carlos Rubio estuvo en Frente a Frente donde habló de su carrera militar y su experiencia de estar mas de un año en el espacio.

Su familia se mudó a El Salvador, donde estudió durante varios años​. Su lengua materna es el español. Asistió a la academia militar de los Estados Unidos de América y obtuvo una licenciatura en relaciones internacionales.

Tiene un doctorado en medicina de la Uniformed Services University, en Maryland y completó una residencia de medicina familiar en Fort Benning. Se desempeñó como supervisor clínico y cirujano de vuelo en Redstone Arsenal (RSA). En el momento de su selección como candidato a astronauta, Rubio era el cirujano del 3. ° Batallón, 10. ° Grupo de Fuerzas Especiales en Fort Carson.

Entre los premios y distinciones, Rubio ha recibido la Estrella de Bronce, la Medalla de Servicio Meritorio y la Medalla de Logro del Ejército. Se graduó de la Facultad de Comando y Estado Mayor del Ejército de los EE. UU. Y obtuvo las insignias de Aviador, Pathfinder, Asalto Aéreo y Paracaidista del Ejército de EE. UU.

Rubio dijo que ha tenido una carrera muy “divertida, pero a la vez muy difícil”, recordó que cuando niño fue enviado a La Unión donde estudio la primara y a los 4 años ya podía leer y escribir y siempre fue una adicción leer, “cuando era joven leí libros de libros”, indica.

Posteriormente regresa a Estados Unidos y obtiene una licenciatura en Relaciones Internacionales en Wes Poin en Los Angeles y después en Miami, posteriormente estudio medicina.

La nave espacial despegó del famoso cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, llevando a Rubio, de la NASA, y a los cosmonautas rusos Dmitri Petelin y Sergey Prokopyev a lo que se espera que sea una estadía de seis meses en la Estación Espacial Internacional. El despegue ocurrió a las 9:54 a.m., hora de Miami.

Señaló que tiene más de mil horas de vuelo y ha participado en momentos de combate en países donde forjó su carácter militar, “A nadie le gusta estar en la guerra, pero se aprende mucho”, ha participado en 650 saltos en paracaídas.

Señala que cuando subió al cohete para ir al espacio sintió nervios, pero confiando en el entrenamiento que comenzó en el 2017 y luego de dos años de entrenamiento básico y un año mas para estar listo para viajar al espacio.

Recuerda que inicialmente debería estar 6 meses en el espacio, hubo problemas en la estación por lo que estuvo el doble de tiempo.  Para regresar a la tierra hubo que usar otra nave porque la primera presentaba problemas y por eso se amplió su tiempo en el espacio.

Indica que cuando se esta en el espacio se siente “uno tan humilde y vivir en el espacio por un año solo cuatro personas han hecho eso, estar allá ver nuestro mundo ver como es de negro el espacio y vacio, las estrellas no se pueden ver muy bien porque la luz que refleja en el planeta no deja y se deben de usar cámaras”.

La vuelta a la tierra se da cada 90 minutos de tal manera que cada 45 minutos se ve el sol, la alimentación en el espacio es diferente y en la NASA hay un equipo que tienen estudiado todo para la comida y mantener la fuerza de los huesos  y en el tiempo que estuvo sus huesos perdieron un cinco por ciento de fuerza ósea.

Recuerda cuando salió de la nave para estar en el espacio y dice que da un poco de nervio, pero ya estando afuera se siente algo natural porque se ha entrenado por años para eso momento.’, y se ve mejor que desde la ventana de la nave. Además, se debe bajar la presión para poder salir al espacio.

Al referirse a lo más recordado de su expedición al espacio señala que lo primero es el lanzamiento, las caminatas espaciales que es algo muy emocionante y luego regresar a la tierra en una bola de fuego por unos minutos es algo increíble.

Botón volver arriba