Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Internacionales

Una tregua en Gaza entre Hamás e Israel se desvanecen

AFP

El ejército israelí prosiguió su ofensiva militar en el sur de Gaza con el objetivo de “aniquilar” a Hamás, con lo que las perspectivas de acordar una tregua se reducen tras cuatro meses de conflicto.

Los esfuerzos para poner fin a los combates que arrasan el estrecho territorio palestino coinciden con la determinación del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de entrar en Rafah.

Cerca de 1,4 millones de palestinos malviven en esta localidad fronteriza con Egipto, la mayoría desplazados de otras partes del enclave, bombardeado y asediado por Israel.

Al menos 10 personas murieron en bombardeos contra esta ciudad, el último núcleo urbano en el que aún no han incursionado las tropas israelíes, y contra Deir al Balah, en el centro de Gaza, informó la agencia oficial palestina Wafa.

La guerra estalló el 7 de octubre después de que Hamás atacara el sur de Israel, dejando 1.160 muertos, en su mayoría civiles, según un balance establecido por la AFP en base a datos oficiales israelíes.

Los comandos islamistas también capturaron ese día a 250 personas, de las cuales 130 siguen retenidas en Gaza, incluyendo 30 que habrían muerto, según cifras israelíes.

En respuesta, la ofensiva aérea y terrestre de Israel ya ha dejado 28.985 muertos, en su mayoría mujeres y menores, según el Ministerio de Salud de Gaza, gobernado por Hamás desde 2007.

La comunidad internacional advirtió en los últimos días de las consecuencias humanas que tendría una operación en Rafah.

Netanyahu, sin embargo, insistió que no entrar en la localidad implicaría “perder la guerra” contra Hamás, considerado como organización “terrorista” por Israel, EE. UU y la Unión Europea.

Netanyahu insistió en que la operación avanzará con o sin un acuerdo con Hamás para la liberación de rehenes. Las últimas negociaciones para una tregua, sin embargo, no han sido “muy prometedoras”, admitió el sábado Catar, un mediador clave del conflicto junto a Estados Unidos y Egipto.

Hamás amenazó con suspender su participación en el diálogo a menos de que se envíe ayuda al norte de Gaza, donde las oenegés advierten del inminente riesgo de hambruna.

Las esperanzas de alcanzar un alto el fuego también se redujo después de que Estados Unidos amenazara con bloquear una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU la próxima semana.

El proyecto, presentado por Argelia, busca un alto el fuego inmediato. Washington, el principal aliado de Israel, defiende en cambio un acuerdo para liberar a los rehenes que detenga los combates durante seis semanas.

Botón volver arriba